‘Precio externo del café debería estar mínimo a US$3,50 la libra’

El gerente de la Federación Nacional de Cafeteros hizo un llamado a los tostadores para que distribuyan parte de sus ganancias con los cultivadores.

Si la industria tostadora de café necesita una materia prima de buena calidad para seguir conquistando consumidores, debería pagar mejores precios”, dijo a Portafolio el gerente de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, Roberto Vélez Vallejo.

“Hace dos días visité un centro comercial de Tokio y me cobraron 15 dólares por una taza de café (alrededor de $45.000). Entonces, ¿por qué un tostador paga 1,30 dólares por una libra de donde salen 50 tazas”.

La respuesta a la pregunta del dirigente gremial no es otra que el desequilibrio que se registra en el mercado mundial del grano, lo cual puede afectar la oferta, en la medida en que reduce la rentabilidad de los productores.

En opinión de Vélez, el negocio cafetero está muy al límite en materia de rentabilidad. En efecto, la cotización internacional de la libra de café cerró ayer en 1,27 dólares, y la carga en el mercado interno se paga a 777.000 pesos. “Mi pregunta es: ¿qué le costaría a la industria pagar dos dólares por una libra? Nada. Los tostadores tendrían ganancias suficientes si le pagan al productor dos dólares por la libra”.

Explicó que si se toman las cotizaciones de la Organización Internacional del Café de los años 80, de (1,20 dólares la libra), y se le aplica la inflación de Estados Unidos, la libra del grano debería estar hoy en al menos 3,50 dólares. “Bajo este panorama, la carga a nivel interno se estaría pagando a unos dos millones de pesos. Lo que queremos es que un productor pueda decir que el café es un buen negocio. Solo de esa manera garantizamos el relevo generacional, de resto, los jóvenes preferirán irse a las ciudades a conseguir empleo u otras oportunidades”.

FORO MUNDIAL

Los países asiáticos están muy interesados en participar en el Foro Mundial de Productores de Café que se realizará en Medellín del 10 al 12 de julio próximo. “Ya tenemos más de 400 personas inscritas de las 500 que estamos esperando, y muy seguramente sobrepasaremos ese número”.

El gran atractivo es la presencia de Jeffrey Sachs, al igual que el presidente de Brasil, Michel Miguel Elias Temer. Él representa al primer productor mundial del grano. Así mismo, al menos una decena de presidentes de la república del resto del mundo, estarán en el evento, principalmente de naciones productoras. El encuentro reunirá a cultivadores, productores, tostadores y comercializadores, es decir, a representantes de todos los miembros de la cadena.

“La idea es tener un diálogo franco para que construyamos juntos soluciones a los problemas más importantes de la caficultura mundial. Este no será el punto final, sino el referente de partida hacia un diálogo que nos beneficie a todos, incluyendo a los propios consumidores”, dijo el gerente de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, Roberto Vélez Vallejo.

El directivo sostuvo que el objetivo de este encuentro es buscar fórmulas para promover el crecimiento del consumo.

TRES PREOCUPACIONES

Vélez agregó que los tres problemas prioritarios de la caficultura en Colombia son:

El cambio climático, la mano de obra y el relevo generacional, y la incertidumbre sobre las expectativas de rentabilidad del negocio.

Incluso, estos puntos serán prioritarios en la agenda del Foro de Medellín, y servirán de partida hacia la consolidación de una caficultura sostenible.

Respecto a la rentabilidad del cultivo en el país y la producción del presente año, Vélez le dijo a Portafolio que la cosecha del primer semestre, conocida como ‘mitaca’, ha tenido alguna afectación por el invierno, especialmente porque ha retrasado la maduración del grano y la recolección. También ha impactado la floración para la producción de final del segundo semestre. “El clima no nos ha ayudado, es por eso que hay que pararle muchas bolas a los del cambio climático”.

Fuente: Portafolio.

Actualizado (Jueves, 25 de Mayo de 2017 09:55)