Las falencias de la regulación aduanera para importaciones

Los nuevos decretos de la Dian estarían creando confusión e irían en detrimento de los usuarios.

L regulación aduanera fue uno de los temas más sonados en el último foro de importadores de Analdex, por lo que se ha trazado como hoja de ruta poder alcanzar un desaduanamiento de productos en 48 horas.

En este sentido, Legis comentó que “en un limbo normativo se encuentran los usuarios aduaneros, gracias a la confusión que ha generado la Dian, con la promulgación de los nuevos decretos que conforman el marco regulatorio aplicable a la operación aduanera en nuestro país. Se trata del Decreto 349 que fue dado a conocer el pasado 26 de febrero y que junto con los Decretos 2685 de 1999, 390 de 2016 y todas las normas que los modifican y reglamentan, cuyos alcances han puesto en jaque a los usuarios de las aduanas nacionales”.

Anibal Uscátegui, jefe de la Unidad de Comercio Exterior de Legiscomex, afirmó que “aunque no se pueden negar ciertas bondades a la nueva Regulación Aduanera como la armonización de textos con el convenio de Kyoto y las disposiciones de la CAN, la disminución de tiempos de desaduanamiento, la actuación directa y la rebaja en términos económicos de algunas sanciones, son más los aspectos que confunden y actúan en detrimento de los usuarios”.

Para Uscátegui “es claro que estas nuevas reglas van en contra de la seguridad jurídica, que debe ser inherente a cualquier ordenamiento normativo y que se ve lesionada con la proliferación de normas expedidas en muy corto tiempo con una estructura de vigencias escalonadas que enfrentan a los destinatarios de las mismas a una mixtura de normas vigentes y aplicables, no vigentes y no aplicables, vigentes parcialmente y aplicables parcialmente, que convierten en letra muerta la intensión del legislador”, asegura Uscátegui.

Asimismo, Legis explicó que los artículos que se esperaba comenzarán a regir en marzo de 2018, lo harán “a más tardar” el 30 de noviembre del 2019, plazo en el cual el Gobierno debe tener en funcionamiento el sistema informático electrónico aduanero para la realización de las operaciones de comercio exterior, es decir que gran parte de la normativa expedida en el 2016 es inaplicable.

Precisamente, Javier Díaz, presidente de Analdex, confirmó que la mayor queja de los importadores tiene que ver con el tema aduanero. “Actualmente, el proceso de importación dura unas 112 horas y el objetivo es llegar a 48 horas. Esperaría que, en un horizonte de dos años, se pueda dar con la implementación de la nueva regulación aduanera”, manifestó Díaz.

Fuente: Portafolio.





Actualizado (Viernes, 13 de Abril de 2018 11:51)