La CAN, pacto comercial con el desafío de modernizarse y dinamizarse

Cumple 50 años con la mira puesta en el futuro y sin que se hayan cumplido los augurios que la dieron por muerta antes de tiempo.

La Comunidad Andina (CAN), el organismo de integración conformado por Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú, cumple 50 años con la mira puesta en el futuro y sin que se hayan cumplido los augurios que la dieron por muerta antes de tiempo.

Para estas bodas de oro habrá una cumbre presidencial este domingo en Lima, donde está ubicada la secretaría general de la CAN, con los mandatarios de los cuatro países: el boliviano, Evo Morales; el colombiano, Iván Duque; el ecuatoriano, Lenín Moreno, y el peruano, Martín Vizcarra.

A despecho de solo reunir a cuatro países, el sistema andino de integración ha mostrado una sorprendente solidez que le ha permitido afrontar con éxito crisis que se han presentado a lo largo de los años, entre ellas las salidas de Chile y Venezuela.

En la reunión presidencial se suscribirá una declaración conjunta y también se hará el traspaso de la presidencia pro tempore del organismo a Bolivia. Antes se celebrará una reunión de ministros de Relaciones Exteriores donde también participará el secretario general de la CAN, Jorge Pedraza.

Una mirada externa hace pensar en un organismo con poca relevancia internacional, pero la CAN mantiene una posición estratégica clave a nivel intracomunitario, donde es fuente de una muy dinámica y efectiva Zona de Libre Comercio.

Aunque las crisis hicieron augurar a muchos el fin de este proceso de integración, en pro de otras propuestas regionales, este no solo ha permanecido en el tiempo sino que ha salido bien parado si se le compara con otras apuestas como la ahora casi extinta Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Se mantiene también en vigencia tras la aparición de experiencias comerciales exitosas como la Alianza del Pacífico, de la que forman parte sus socios Perú y Colombia, junto con Chile y México.

La CAN ha sabido sobreponerse a diferencias ideológicas para imponer una visión centrada no solo en el intercambio comercial, sino en el apoyo mutuo para el desarrollo, que bien puede marcar el camino para proyectos integradores de mayor ámbito.

Fuente: Portafolio.

Actualizado (Lunes, 27 de Mayo de 2019 10:00)