Derrumbes mantienen cerradas siete importantes vías del país

Al menos siete importantes vías de Colombia están cerradas como consecuencia de los constantes deslizamientos de tierra que han ocasionado las lluvias, lo que llevó a que este lunes el presidente Iván Duque visitará algunos Puestos de Mando Unificado (PMU) que se activaron frente a la emergencia.

La situación más compleja tiene lugar en la Vía al Llano, que conecta a Bogotá con la ciudad de Villavicencio, en pleno centro del país y considerada la puerta de entrada a los Llanos Orientales, una de las principales despensas colombianas.

En los 10 días que completa cerrada esta carretera por la caída constante de lodo y rocas entre los kilómetros 57 y 58, las pérdidas para los sectores agrícola, transporte y turismo son millonarias toda vez que del recorrido habitual de 3 horas pasó a un viaje de casi 18 horas.

El pasado 17 de junio, la ministra de Transporte de Colombia, Ángela María Orozco, anunció que el Gobierno destinará alrededor de 120.000 millones de pesos (unos 36,5 millones de dólares) para la intervención de la Vía al Llano y que los trabajos se demorarán como mínimo tres meses.

En otro punto de la geografía nacional, en el selvático departamento de Putumayo, ubicado en el sur colombiano, hay unos 9.000 damnificados por la ola invernal que afecta a los 13 municipios de la zona. Duque se desplazó este lunes al lugar para dialogar con la gobernadora, Sorrel Aroca, y con el director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, Eduardo José González Angulo.

Según el mandatario, en la reunión se determinaron las acciones para "atender de manera rápida y oportuna las afectaciones que se han venido sintiendo en el departamento y que empiezan por levantar el inventario de damnificados".

Asimismo, se definió la urgencia de remover el material que ha obstaculizado el tránsito por las principales arterias viales, hacer una valoración de los puentes y abastecer a los municipios. Una situación crítica se registra también en la vía que comunica a las ciudades de Florencia con Neiva, en el sur del país, en donde el sábado un nuevo derrumbe dejó dos personas muertas, cuatro heridas, una desaparecida y varios vehículos sepultados.

Fuente: Portafolio.

Actualizado (Martes, 25 de Junio de 2019 12:25)