Aproveche las oportunidades del comercio electrónico

Conozca las oportunidades de realizar comercio electrónico y las alternativas de pago que puede ofrecerle a sus clientes.

La carrera hacia la digitalización de diversos sectores económicos y de la sociedad en general se ha cimentado desde hace varios años. Sin embargo, el efecto derivado del confinamiento aceleró el proceso. Por ello numerosas empresas descubrieron la utilidad de algunas herramientas tecnológicas para hacer su trabajo más eficiente y productivo.

Otras empresas han decido ir más allá y han incorporado lo digital en su modelo de negocio. Por ejemplo, han optado por el comercio electrónico, el cual consiste en la realización de transacciones de productos y servicios por redes sociales, aplicaciones móviles y/ o sitios web. De esta manera han buscado aprovechar las oportunidades comerciales derivadas del mayor uso del internet para realizar compras. Así lo evidencia un estudio de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico, el cual indicó que en el país hubo más de 136 millones de transacciones digitales en el 2018, dos años atrás este dato equivalía a 70 millones.

Sin lugar a dudas el comercio electrónico y la digitalización de la economía y de las empresas representan múltiples oportunidades para los negocios. Este proceso de digitalización debe ir acompañado de un mayor desarrollo del ecosistema de pagos electrónicos, para lo que es necesario seguir reduciendo la brecha digital, aumentar la inversión en infraestructura tecnológica y contar con una población cada vez más incluida financieramente.

¿CUÁLES SON ESAS SOLUCIONES?

Un aspecto clave de los empresarios a la hora de hacer negocios se basa en cómo concretar las ventas a sus clientes. Allí, entidades financieras y fintech ofrecen soluciones de pago en línea que puede adoptar dependiendo de las necesidades de su negocio, entre las que se encuentra:

Transferencias electrónicas: corresponde a envíos de dinero desde la cuenta bancaria o billetera electrónica del cliente a la del negocio. Esta puede darse a través de cuentas de una misma entidad financiera u a otra entidad bancaria.

Pasarelas de e-commerce: equivalen a servicios financieros que pueden incluirse en el sitio web de la empresa, facilitando un punto seguro para que los clientes en un carro de mercado seleccionen los productos y servicios que desea para luego comprarlos en una interfaz segura y de una manera rápida.

Proveedores de soluciones de pago: habilitan la compra a través de la web. En ocasiones están conectadas a las plataformas de diversos bancos, por lo que el proceso de compra final se realiza en la plataforma de la entidad financiera donde el cliente tiene su cuenta.

Fuente: Portafolio.

 



Actualizado (Jueves, 14 de Mayo de 2020 08:59)