La logística del e-commerce aún tiene que madurar

Según María Fernanda Quiñónes, presidente de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico, además se vienen discusiones sobre temas regulatorios.

Si bien el comercio electrónico fue uno de los grandes ganadores del 2020, aún tiene aspectos por mejorar.

Esta es la percepción de María Fernanda Quiñónez, la presidente de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE), quien opina que la conectividad, la maduración de la logística y ampliación de la capacidad financiera serán los grandes retos en este 2021.

¿Cómo cerró el comercio electrónico en 2020?

Entre abril y julio, las ventas aumentaron 74%.Y con la reapertura del canal físico se empezó a contraer un poco, pero nuevamente en septiembre hubo un crecimiento en ventas del 40% y en noviembre del 14%. Y estimamos una contracción para final de año porque el comercio físico estaba totalmente abierto. Además, hubo una baja en el ticket promedio, que nos indica que el consumidor estaba haciendo compras más cotidianas.

El comercio electrónico vivió un crecimiento acelerado en 2020. En respuesta a las medidas de confinamiento experimentamos un alza de casi el 11% cada dos semanas, cifra superior a lo que se creció totalmente en el 2019.

El comercio electrónico es un ecosistema que se agrupa en muchas variables que se deben atender. Entonces para que realmente se democratice, pues hay que ampliar la conectividad del país, que es una tarea que está pendiente; hay que ampliar la inclusión financiera, es decir, que más personas tengan más acceso a medios de pago digitales; y hay que madurar el sistema logístico del país. Y ese tipo de temas no se resuelven con la pandemia.

Yo creo que todavía hay mucho que trabajar en eso. Sin duda si hubo una ampliación de la base de colombianos que se pasaron a lo digital, y es algo que tenemos que potencializar, pero no podemos decir que el año pasado democratizó totalmente el e-commerce.

El turismo tuvo una contracción de 94% en los momentos más complejos. Y moda cayó en los primeros meses, pero desde el Día de la Madre empezó a registrar una actividad importante, que se mantuvo hasta los últimos meses.

Pero la categoría reina, más que por los incrementos, por los cambios en la parte de consumo, fue la relacionada con alimentos.

La categoría con mejor desempeño fue sin duda tecnología. Pero servicios de educación y otras de ocio como deportes y jardinería, también crecieron.

Fuente: Portafolio.

Actualizado (Lunes, 18 de Enero de 2021 13:22)